Trelew, Chubut
jmfarfa@gmail.com

Hagamos un time lapse

Hagamos un time lapse

Un time lapse es ni más ni menos que un video al cual le faltan un montón de cuadros 🙂

Bueno, dicho así puede sonar hasta gracioso, pero es bastante cierto. Usualmente, según la norma, un video tiene 25 o 30 cuadros por segundo o lo que es lo mismo, fotogramas por segundo (fps).
Es decir que es una sucesión de fotografías mostradas a razón de 25 o 30 por segundo. Esto hace que el ojo humano no perciba los cambios de posición entre un fotograma y otro y vea un movimiento continuo y fluido.
Si disminuyéramos la cantidad de fps estaríamos viendo los movimientos entrecortados con falta de fluidez.
Y acá está la gracia del time lapse.

El video de arriba, que muestra la apertura de un Lirio, dura solo 22 seg. pero toda la acción en realidad llevó 10 hs.
Para hacerlo con un video, tendríamos que haber filmado durante todo ese tiempo (lo que sería bastante engorroso) y luego acelerarlo.
Con un time lapse hacemos una serie de fotografías con una cantidad de fps mucho menor a lo que utiliza el video.
El Lirio se hizo con una serie de tomas a razón de 1 por minuto por lo que en 10 hs. se hicieron 600 fotografías que luego compaginadas es lo que se ve en el video.

El intervalómetro

Este aparatito maravilloso es la clave para automatizar el time lapse. Básicamente nos permite programar los fotogramas por unidad de tiempo y la cantidad de fotos en total, además de disparar automáticamente la cámara. Esto quiere decir que no necesitamos estar presentes mientras las tomas se llevan a cabo.
Volviendo al Lirio, se programó para disparar 1 foto por minuto y se dejó la cantidad de fotos en infinito, porque no sabía cuánto tiempo iba a llevar la apertura de la flor. Se hizo durante la noche, mientras estaba durmiendo. Al levantarme y ver que la flor ya estaba totalmente abierta, detuve las exposiciones.
Actualmente hay varios modelos de cámaras que traen incorporado el intervalómetro así que habrá que investigar si la nuestra ya lo trae. Si fuera necesario comprar uno, hay varias marcas que lo fabrican y no es un accesorio caro. En mi caso, que uso Fuji, las cámaras de la serie X lo tienen.

¿Qué más necesito?

Hacen falta un par de cosas más, una se puede conseguir fácilmente, un trípode; la otra es mucho más complicada… Paciencia. Los time lapse pueden llevar mucho tiempo y como no hay ninguna receta para llegar a buen fin, es necesario hacer pruebas previas.

El uso de trípode es fundamental e indispensable para llegar a un excelente resultado. Si se va a fotografiar en exteriores es necesario que el trípode sea lo suficientemente robusto como para que una repentina racha de viento no mueva de posición la cámara, teniendo en cuenta la duración de un time lapse, muchas cosas pueden pasar en el interín.

¿Por donde empiezo?

Ya dije que no hay recetas para hacer un time lapse, así que habrá que ir probando de acuerdo a la velocidad con la que suceden los movimientos que se van a fotografiar y el efecto que se quiere obtener.
El caso del Lirio, es muy lento para abrir (10 hs.) pero hay otras flores que se abren mucho más rápido, como las Gazanias.
Acá vemos un video de estas flores tomadas con una frecuencia de 1 foto cada 20 seg. En el video hay 3 time lapse compaginados, en total 1400 fotos.

Si buscan un time lapse de nubes, dependerá del viento, pero una secuencia de 1 foto cada 5 seg. puede ser un buen comienzo.
Para un amanecer, pueden comenzar con 1 foto cada 30 seg. e ir ajustando a su gusto.

Configurar la cámara

Como siempre, la configuración dependerá del time lapse.
Las flores se fotografiaron en estudio con una iluminación continua por lo que la cámara se configuró en manual, haciendo una correcta medición de la luz, con un diafragma adecuado para una profundidad de campo suficiente y un ISO lo más bajo posible. Además, enfocando también en manual.
Si se tratara de exteriores, con una iluminación cambiante en el tiempo, lo más adecuado sería trabajar en Prioridad de Apertura, dejando que la velocidad fluctúe según la luz. Esto nos aseguraría una profundidad de campo constante.
El enfoque se puede hacer en forma automática por la cámara y luego cambiarlo a manual de manera que no haya nada que nos cambie el plano de enfoque durante las tomas.

La vida útil del obturador

Reconozco que esto puede quitarle el sueño a más de uno. Sucede que los fabricantes hablan por lo general de unos 100.000 disparos de vida del obturador de nuestras cámaras.
Como vimos, los time lapse consumen muchos disparos y esto podría ponernos de punta los pelitos de la nuca.
Primeramente, a los 100.000 disparos no se llega así nomás. Es muy probable que antes de llegar a esa cifra ya hayan cambiado la cámara y no por esa razón.
Si planifican lo que quieren hacer y no hacen miles de disparos sin sentido, no tienen por que preocuparse.
Si son usuarios, como yo, de cámaras sin espejo, pueden optar por el uso del obturador electrónico en vez del mecánico.
Finalmente, usuarios de cámaras bridge, compactas o teléfonos no tienen por qué preocuparse porque las capturas se hacen en forma electrónica.